Wifi por Ethernet

A veces nos encontramos con equipos que disponen de conexión Ethernet pero nos gustaría conectarlos a internet de forma inalámbrica. Una solución sencilla consiste en utilizar como intermediario un router wifi que pueda configurarse en modo cliente, de modo que sea éste aparato quien se conecte por un lado a nuestro punto de acceso (de forma inalámbrica) y por otro lado a nuestro ordenador (vía ethernet).

Como ejemplo vamos a usar un iMac G3 corriendo Mac OS 9.2 y un pequeñísimo router TP-Link TL-WR802N.  Este aparato, que cabe en la palma de la mano y cuesta poco mas de 20€, nos permite usarlo tanto como punto de acceso clásico (para dar conectividad a nuestros dispositivos wifi) como en modo cliente para conectarnos a otro punto de acceso (el que tenemos en casa con nuestro ADSL/fibra, por ejemplo). En la caja encontramos todo lo necesario para efectuar la conexión:

El procedimiento para configurarlo en modo cliente viene explicado en la propia página del fabricante. Básicamente nos conectamos al aparato por wifi usando un ordenador, una tablet o un móvil y entramos en su web de configuración (http://192.168.0.1). Ahí seleccionamos Modo Cliente y elegimos nuestra red wifi doméstica para que el aparato se conecte a ella, introduciendo la contraseña apropiada. En ese momento el router ya está conectado a internet como un cliente más de nuestra red.

Ahora conectamos el iMac al router mediante un cable ethernet. Podemos alimentarlo también desde los propios puertos USB del iMac, con lo que nos evitamos andar usando mas cables y adaptadores de corriente.

En el panel de control del TCP/IP del Mac OS podemos asignarle una IP fija al interfaz ethernet o bien seleccionar DHCP para que sea nuestro router ADSL/fibra quien le asigne dinámicamente una dirección.

Finalmente solo nos queda comprobar que la conexión funciona perfectamente.

Un pensamiento en “Wifi por Ethernet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.