Fuente de alimentación moderna para un Apple IIe

Aunque siempre nos gusta mantener los componentes originales de nuestros equipos llega un momento en que, por avería o por precaución, es necesario sustituir alguna de sus partes por algún equivalente actual. Es el caso de este Apple IIe, cuya fuente de alimentación presenta una avería difícil de solucionar y para la que vamos a buscar un sustituto más moderno.

En concreto el fallo está en el transformador de feedback T3, que no presenta continuidad en ninguno de sus bobinados y cuyas especificaciones no parecen estar disponibles para buscar un sustituto (en la foto ya ha sido retirado y se aprecia el hueco y los agujeros de sus seis pines bajo el transformador principal).

La solución va a ser buscar una fuente moderna, que nos proporcione las tensiones e intensidades necesarias y cuya instalación sea lo más sencilla posible sin tener que modificar el equipo, reversible y sin grandes complicaciones. Para ello hemos elegido una fuente conmutada de tipo Q-60B, que proporciona las cuatro salidas que necesita el Apple IIe:

  • +5V 5.5A
  • +12V 2A
  • -5V 0.5A
  • -12V 0.5A

Para un total de 60W de potencia, que será suficiente para las tarjetas que tenemos pinchadas según las estimaciones . Este tipo de fuentes se pueden encontrar desde unos pocos euros en Aliexpress.

La idea será dejar instalada la fuente original para aprovecharnos del interruptor y el conector a la red, puenteando toda su circuitería hacia la nueva fuente, a la que conectaremos también el conector original que va a la placa del Apple IIe. Así nos evitamos construir un nuevo soporte para poder instalar conector e interruptor, aunque si tenemos una impresora 3D a mano existen buenas soluciones para conseguir eso mismo.

Lo primero será abrir la fuente antigua y desconectar los cables que van al conector de corriente y al interruptor de encendido, guardándolos por si en algún momento queremos revertir el cambio.

Soldamos ahora un nuevo cable de alimentación, que llevaremos por el interior de la caja hasta el orificio en la cara opuesta.

El conector que va hacia la placa del ordenador consta de seis cables, que quitaremos de la placa con el soldador.

Una vez fuera de la placa, podemos usar conectores de montajes eléctricos para dejar los extremos más apañados de cara a conectarlos en la nueva fuente.

Hacemos lo mismo con el extremo de los cables que salen de la caja (neutro, fase y tierra) y ya tenemos todo preparado para conectarlos a la nueva fuente.

MUCHO CUIDADO SIEMPRE CON LAS CONEXIONES

Revisad varias veces que cada cable está en su sitio, y después de montar todo medir con el multímetro antes de conectarlo a la placa. En este caso la correspondiencia entre colores y voltajes son los que veis en la foto:

  • -5V: Azul
  • -12V: Verde
  • GND: Negro (dos cables)
  • +5V: Naranja
  • +12V: Amarillo

La gran caja de los Apple IIe nos permite meter la nueva fuente sobre la antigua sin problemas, asegurándola por ejemplo con un par de tiras de velcro entre ellas para evitar que se mueva.

Después de medir, comprobar y volver a medir, ya podemos encenderla y probar si todo es correcto.

Cerramos la tapa y ¡listo!

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: